Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
jueves , 24 mayo 2018

Evangélico desquiciado habría quemado disco lésbica en Chillan, con personas dentro.

Con un apocalíptica advertencia:  “Si no se queman aquí, se quemarán en el infierno y si eso no pasa, lo haré yo”

Si bien todas las formas de fe que no dañen a un tercero inocente, podrían ser respetables, a veces los ribetes de algunos cristianos sin control podrían causar estragos.   Es otros países, muertes, violaciones, secuestros y atentados terroristas en nombre de “dios”, los medios los muestran como algo muy frecuente.

Chile se ve un tanto ajeno a esas prácticas, y las actividades cristianas se constriñen a ciertos escenarios y acciones, incluso el autodenominado “pastor Soto” sabe guardar algunos límites.

Pues bien, esos límites al parecer, un alienado, fanático y probablemente un tanto atormentado evangélico los superó ampliamente al tratar de incendiar una disco lésbica, en un acto claramente terrorista.

Según denuncia el Movilh de la región del Biobio, la tarde de este domingo recién pasado el Club Social Lésbico Frida Kahlo de Chillán, fue víctima de un ataque incendiario durante la madrugada, la acción se le atribuye a un vecino perteneciente a la Iglesia Evangélica Vid de Chillan, misma ciudad del centro de esparcimiento nocturno. El religioso habría sido identificado como José Cortés Muñoz.

Esteban Guzman, quien es presidente del Movilh Biobio, comentó que a las 03:30 AM, el religioso, vecino colindante con la disco, “lanzó parafina desde la pandereta que separa los inmuebles, para posteriormente encenderle fuego”. “Es una situación en extremo grave que pone en riesgo a las personas. Este sujeto debe recibir la máxima sanción de la ley”, agregó el dirigente.

Por otra parte la dueña del local, Jacqueline Ortega, añadió que tras escuchar un fuerte estallido los clientes le informaron atónitos que la terraza de al disco “estaba ardiendo”.

Los presentes en el local se encargaron de apagar las llamas, para luego salir a la calle a ver lo sucedido, la administradora por su parte comentó:

“Nos dimos cuenta que nuestro vecino de la Iglesia Evangélica estaba con un bidón de parafina. Sin ningún tipo de pudor o arrepentimiento nos afirmó que él había comenzando el fuego; peor aún, nos amenazó con matarnos por depravados”.

“el hombre nos gritó que ‘si no se queman aquí, se quemarán en el infierno y si eso no pasa, lo haré yo’”. “Fue terrible”

La agrupación Movilh Biobio, anunció que tomará las acciones legales correspondiente contra el responsable y agregó:

“Su acto marca un negativo y funesto precedente para la seguridad de las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersex, que debe ser combatido al instante y con el máximo rigor de la ley”

“no sería extraño que con anterioridad hubiese protagonizado abusos similares que no fueron denunciados”.