Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Inicio » CULTURA Y RECUERDOS » La épica para da carros de Harold Mayne-Nicholls a Sergio Melnick: ¿Se cree de una casta superior?

La épica para da carros de Harold Mayne-Nicholls a Sergio Melnick: ¿Se cree de una casta superior?

El otrora manda más del fútbol nacional (para muchos, el mejor que ha desfilado en ese cargo) paró en seco al ex militante de Avanzada Nacional, Sergio Melnick.

Hace algunos días, el periodista deportivo Juan Cristóbal Guarello tuvo un round vía redes sociales con el pinochetista Melnick, en donde este último, lo invitó a que el profesional de las comunicaciones se dedicara únicamente a hablar de deportes luego de que Guarello hiciera mención a la cercanía de Melnick, con el condenado por crímenes de lesa humanidad y residente perpetuo en Punta Peuco, Álvaro Corbalan.

Pasado unos días, y sin ser esperado por persona alguna, fue Harold Mayne-Nicholls quien salió al paso parando en seco a Sergio Melnick

 

 

 

Mira también

Escabroso relato de víctima: “El padre Hasbún me preguntó si sentí placer cuando me metían el dedo en el ano”

Un ex Acólito llamado Javier Molina Huerta, presentó una querella en el Juzgado de garantía ...

La desgarradora carta de “una vieja olvidada” que vio morir a su viejo.

De cuando en cuando recibimos cartas de nuestros lectores y dependiendo de nuestra capacidad de ...

Los 89 honorables que aprobaron un sueldo mínimo miserable, nombres y partidos.

El sueldo mínimo es una eterna discusión en el acontecer nacional.  Hace poco (pese a ...

VIDEO – “A perder todo, menos la dignidad” Los 35 días de huelga que todos olvidaron.

Los amigos de la Clínica Dávila llevan 35 días en huelga. ¿No lo sabía?  Probablemente ...

VIDEO – Cecilia Pérez y su actitud patronal: “Perdieron las elecciones, el que gobierna es Piñera”

Definitivamente el caso “Ministerio de Cultura” se tomó la agenda el día de hoy.   El ...