Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
lunes , 23 abril 2018

Viñuela impacta con declaración de acoso sexual por parte de sacerdotes en el colegio “Nos desnudaban y sacaban fotos”

Es el tema del momento, la Iglesia Católica está más cuestionada que nunca. Los casos de pedofilia, abuso sexual y acoso a menores son pan de cada día. Su desprestigio no es solo en Chile si no también en el resto del mundo. Es por eso, que se le pedía al Papa Francisco señales claras y no solo palabras a la hora de juzgar a los que estuvieron involucrados en estos hechos aberrantes. Pero esto no sucedió, de hecho peor aun, le entregó su apoyo a Juan Barros, sacerdote acusado de estar presente y defender al pedofilo amigo de la derecha chilena, Fernando Karadima.

Hace unos meses uno de los famosos que reconoció haber sido abusado por un sacerdote precisamente de Osorno fue el actor Álvaro Gomez y hoy remeció a sus compañeros de televisión y televidentes el conductor del matinal Mucho Gusto de Mega, José Miguel Viñuela, quien recordó actos de “acoso” sexual por parte de un sacerdote que los obligaba a desnudarse y los fotografiaba. Y también de como en los actos de confesión había sido tocado.

“Me acuerdo estar en séptimo básico, estaba en un colegio jesuita. El colegio tenía una casa de retiro y en ella una piscina, donde nos llevaban en grupos de alumnos. Un sacerdote que estaba allá nos decía ‘¿quieren bañarse ene pelota?’, y nosotros que éramos chicos decíamos ‘¡ya que entrete!, puros hombres. Nos sacábamos la ropa, nos tirábamos en pelota a la piscina y el cura nos sacaba fotos. Algunas de estas las ponía en el diario mural, las divertidas, las que se podían ver, y las otras ustedes se imaginarán dónde las tenía guardadas”

“En su minuto, recuerdo haberme confesado con un cura y que me haya dicho ‘usted ya es un torito que tiene las bolas grandes’, y te pegaba la tocada. Hoy que tengo 43 y dos niños, si mis hijos llegan a contarme algo parecido, voy a dejar la cagá en el colegio”