domingo , 18 noviembre 2018
Inicio » CULTURA Y RECUERDOS » ¿Por qué se habla de terceros en la muerte de Felipe Camiroaga?
sobre articulo
Loading...

¿Por qué se habla de terceros en la muerte de Felipe Camiroaga?

PRECEDENTES: EL INCENDIO.

11 de febrero 2011.

El incendio en la casa de Felipe Camiroaga fue para muchos una advertencia al ser este producido a causa de un tercero. Esta conclusión se llegó luego de que las investigaciones judiciales, demostraran que había presencia de elementos químicos acelerantes de fuego. Además de un bidón que contenía el combustible.

“Se estableció que llegó un sujeto al lugar, que le llevaba comida, ropa y cigarros a Felipe Camiroaga, y que no tenía nada que ver con el sitio del suceso”, dice el informe de la PDI, que agregó que el individuo apareció en horas de la mañana del incendio, justo cuando arribó al lugar un equipo del matinal de TVN: en esa oportunidad él insistió con colaborar con la remoción de escombros y trató de acercarse al animador. Fue así como la policía logró identificarlo y determinar que no vive en el sector y trabaja en Quilicura. 

                                                      El accidente fatal del 2 de septiembre 2011

El trágico accidente del casa 212 convulsionó al país entero, no solo por la muerte del carismático y querido animador, sino también porque en el avión viajaban además 20 tripulantes, los cuales también perdieron la vida.

Era el dos de septiembre del 2011 y  los medios de comunicación transmitieron horas y horas sobre la tragedia. La muerte de Felipe Camiroaga llegó a tal nivel de “negación” para sus seguidores que salieron a la luz videntes y distintos tipos de baja reputación hablando sobre la posibilidad de que el animador se encontrara con vida.  Las teorías se fueron desvaneciendo hasta el día en que se confirmó la muerte de los integrantes.

TEORÍAS CONSPIRATIVAS.

Luego de que el accidente contara con diversas falencias en el plan de vuelo, comenzaron a circular teorías conspirativas de que el accidente habría sido cometido por poderes facticos, entre ellos se vinculaba al gobierno de Sebastián Piñera, al ministro del interior Rodrigo Hinspeter y a las FF.AA,

¿Pero cuanto hay de cierto? ¿Cuántas de estas teorías responden a la necesidad de la gente por encontrar culpables, y de no aceptar la muerte de una persona tan querida transversalmente?

Dentro de las teorías más repetidas por los que defienden estas posturas están. (Famosa carta que da vuelta en las redes sociales y que algunos miedos hicieron parte)

1- Combustible sin carga suficiente para retorno

2.- Falta de mantención: El avión necesitaba cambiar unos pernos, los que no fueron sustituidos “por falta de stock”, pero además no tuvo reparación de una trizadura “en el plano medio de las alas”. Si bien se trataría de un daño superficial, este problema debía corregirse en la próxima inspección. (The clinic)

3.- Además se filtró que el avión tuvo un cambio de la baliza de emergencia ELT, el que se activa en caso de impacto para ayudar en la localización. Según la publicación, en julio pasado se habría recomendado cambiarla pero esto no fue realizado cuando se pintó en Enaer. (the clinic)

4.- Clima: Los antecedentes meteorológicos hacían de este un viaje muy peligroso, por lo que aun no se explica la inclusión de pilotos inexpertos.

5.- Sobrepeso despegó con 165 kilos de sobrepeso. (Antecedentes e la fach, los cuales aseguran no fue relevante)

ACUSACIONES CON FUENTES.  CABO PRIMERO DECLARÓ QUE RECIBIÓ ORDENES PARA NO REMOVER TANQUES SUBULARES QUE PERMITÍAN REGRESO DEL AVIÓN.

Luis Torrejon Ovalle Cabo primero (R) mecanico de vuelos de la Fach, dio una declaración jurada en la que emitió las siguientes declaraciones:

“Durante la planificación del vuelo a la isla Robinson Crusoe, fui el encargado de realizar la preparación del material Casa 212 N°966. Dicho material tiene la capacidad de realizar el vuelo con tanques subalares; mecanismos que permiten llevar combustible necesario para volar de ida y regreso a la isla, sin necesidad de cargar nuevamente combustible, permitiendo la posibilidad de abortar un aterrizaje y regresar a Santiago”.

Junto con esto, aseguró que, durante la fase de preparación de la aeronave para el vuelo, instaló los tanques subalares necesarios para dar mayor autonomía al avión (evitando el punto de no retorno), pero que RECIBIÓ ORDENES DE NO REMOVERLOS.

“Personalmente, junto a parte de la tripulación del vuelo, los instalamos (tanques subalares) en la aeronave y fueron probados, estando funcionando correctamente. No obstante lo anterior, por orden superior, se le ordenó al sargento Eduardo Jones y a quien suscribe, que el vuelo se realizaría sin estos tanques subalares, ordenándose se desinstalaran de la aeronave y con ello, obligando a generar un vuelo de riesgo”.  (Fuente la tercera)

(La Fach desestimó estas declaraciones)

CUANDO LA FAMILIA DE FELIPE CAMIROAGA SE UNIÓ A LAS ACUSACIONES.

Ante el 19° Juzgado Civil de Santiago, la familia de Felipe Camiroaga:

Antecedentes de la querella por negligencia.

1.- Se designó como piloto del avión a una persona con bajas calificaciones y sin la experiencia necesaria para realizar vuelos a Juan Fernández.

2.- No se revisó el plan de vuelo, permitiendo que el CASA 212 viajara “siguiendo una planificación con errores graves y manifiestos” y que, arbitrariamente, la FACh decidió no ocupar los estanques de combustible subalares, “restringiendo su autonomía de vuelo”.

3.- La aeronave habría despegado con sobrepeso, que no había protocolos para vuelos al archipiélago y que no se cumplió con las exigencias de seguridad mínimas porque el aeródromo de Robinson Crusoe enfrentaba condiciones precarias que impedían “un aterrizaje seguro”.

4.- La FACh no reemplazó el localizador de emergencia que tenía fallas y dispuso el vuelo, pese a que el CASA 212 no contaba con oxígeno suficiente, lo que expuso a pasajeros y tripulantes a “los graves efectos de la hipoxia”.  (Fuente EMOL)

LA REAPERTURA DEL CASO  Y EL POSTERIOR CIERRE

En primera instancia la corte marcial por unanimidad y por  resolución de Juan Cristóbal Mera se  sobreseyó la investigación declarando que el accidente se produjo por que los pilotos volaron a una altura peligrosamente baja en medio de fuertes vientos y torbellinos.

Sin embargo, los abogados que representan a los familiares de nueve de las víctimas recurrieron al máximo tribunal para revertir la decisión del ministro en visita.

A juicio de Morgado, “la Corte Suprema se pronunció en forma categórica en el sentido de que se reabra la investigación, sobre todo en torno a las eventuales responsabilidades penales que pudieran haber tenido terceros en relación a los protocolos de seguridad de vuelo, el control positivo de vuelo, los procedimientos que se usaban”.

En esa oportunidad agregó que debía  nombrarse un ministro en visita extraordinario que tomara las declaraciones indagatorias de rigor. “Nosotros confiamos en la investigación que se pueda realizar y ciertamente esperamos que más adelante exista un pronunciamiento en torno a responsabilidades que nosotros hemos asignado“, afirmó.  (Fuente EMOL)

La reapertura del caso se paraliza.

Según determinó la magistrada, la ministra en visita Dobra Lusic  en noviembre del año pasado(2014),  se  procesarían  cinco altos mandos de la Fuerza Aérea de Chile -dos en retiro y tres en servicio activo-por incumplimiento de deberes militares en relación a la tragedia del avión CASA 212.

Al jefe del Estado Mayor del Comando de Combate, Guillermo Castro y al ex comandante en jefe de la V Brigada Aérea, Julio Frías -ambos retirados- les cabe responsabilidad en el hecho al incumplirse procedimientos establecidos previamente por la institución.

A ello se suman otros tres miembros de la Fuerza Aérea de Chile -el comandante Sergio Castro Moya, el capitán Mauricio Barría Ruiz y el teniente Mauricio Solano Pereda– los cuales fueron notificados

A todos se les aceptó la libertad bajo fianza a cambio del pago de $100 mil.

Luego de aquello,  tres meses después en enero del 2015, y a través e La segunda sala del tribunal constitucional  se acogió la demanda del AbogadoAmbrosio Rodríguez para la paralización de la investigación  señalando que  “ninguna ley podrá establecer penas sin que la conducta que se sanciona esté expresamente descrita en ella”.

Según la defensa del coronel, a éste lo encausaron por el reglamento del 17 de agosto de 2010 dictado por el comandante en jefe de la Fach de la época y no fue realizado por el Presidente de la República, tal como lo exige el artículos 431.

Esta legislación señala que el Mandatario es el habilitado para “dictar reglamentos de cada institución que establezcan los denominados deberes militares”.

Es por eso que el abogado argumenta que este reglamento no fue dictado por el Presidente de la República, “como imperativamente lo ordena el artículo 431 del Código de Justicia Militar (…) resulta contrario a la Constitución”.  (Fuente 24 horas.cl)

-Nuevos antecedentes-Publicación La Tercera)

El último año

 

Según informa La tercera, el perito Ronald Stanly, las condiciones metereologicas constribuyeron al accidente, debido a vientos cruzados y torbellinos. Sin embargo asegura que las condiciones NO FUERON INFORMADAS a la tripulación. Además se confirma la falta de equipamiento y personal del aeródromo y no existió un procedimiento para tripulaciones que incluyera las alturas mínimas, cartas de navegación visual y un circuito de tránsito para la aproximación y aterrizaje en áreas peligrosas en el aeródromo.

Formalizaciones

En enero de este año cuatro oficiales en retiro de la Fuerza Aérea de Chile fueron procesados como autores de cuasidelito de homicidio.

El general de la FACh en retiro Luis Ili, ex comandante del jefe del Comando de Combate; el general en retiro Julio Frías, ex comandante en jefe de la Quinta Brigada Aérea; el coronel Guillermo Castro, ex jefe del Estado Mayor del Comando de Combate; y el teniente coronel César Pineda, ex comandante del Grupo 8 de Aviación de la Zona Norte, debían pagar una fianza de 100 mil pesos.

 

El 24 de julio de este año, el Trigésimo Juzgado Civil de Santiago estableció la responsabilidad fiscal por la serie de faltas en que incurrió la tripulación de la aeronave. De esta forma se condenó al Estado a pagar 1.000 millones de pesos a los familiares de Joaquín Arnolds Reyes, $200 millones para la viuda y 200 millones de pesos para cada uno de los cuatro hijos de la víctima.

La sentencia sostuvo que “todas las circunstancias descritas llevan a concluir que la tripulación al mando del Avión Casa 212 no dio cumplimiento a la Reglamentación vigente, contenida en las Normas DAN y DAR descritas a lo largo del fallo como tampoco en los manuales, en particular respecto a la planificación y en la forma explícitamente descrita en ella y que ha sido establecida precisamente para resguardar la seguridad y eficiencia del vuelo”.  (Texto extraído de La Tercera – Nota Francisca Labarca http://www.latercera.com/noticia/6-anos-del-accidente-casa-212-ha-pasado-ultimo-ano/)